COMER SANO: ¿SABES QUÉ ES, REALMENTE?

La alimentación saludable orientada al Fitness, es una tendencia imparable hoy día, aunque no exista una definición oficial de lo que significa. ¡Te cuento mi visión desde la experiencia con atletas!:

Comer sano es más un enfoque dietético que una dieta específica. La base de una alimentación saludable consiste en elegir alimentos integrales, en sus estados menos procesados, para dejar a un lado los alimentos fast-food y aquellos plastificados que hoy día llenan las estanterías de los supermercados. Elegir entre vegetales, frutas, granos integrales, legumbre, lácteos, nueces, semillas y proteínas animales o vegetales de alta calidad, es a lo que se refiere este modelo de alimentación.

Comer sano exige saber situarse frente a los extremos. Muchos defensores de la alimentación saludable defienden evitar todo rastro de azúcar añadido, jarabe de maíz, conservantes y colorantes junto a sabores artificiales y otros aditivos. Se trata de una posición admirable pero demasiado estricta para la mayoría de las personas. En muchos casos, los blogueros del bienestar y los “influencers” defienden un extremismo que no tiene pruebas nutricionales que respalden sus promesas. Separarse de todos los alimentos prohibidos no tiene pruebas científicas que respalden la versión de que una alimentación de este tipo cambiará tu vida y curará tus problemas de salud.

Si eres un amante del Fitness, debes de saber que una alimentación “limpia” consiste en seguir una dieta basada en frutas, verduras y cereales integrales; en la que se integran grasas saludables y proteínas de origen animal, bajas en grasas saturadas; a la vez que se reducen el azúcar y los alimentos ultra-procesados.

Junto a lo saludable, debes de saber que varias interpretaciones de una alimentación atlética pueden llevarte a una dieta rígida que prohíba alimentos como los cereales procesados, especialmente los que contienen gluten; la soja, las legumbres y los productos lácteos. Estas recomendaciones no están respaldadas por la investigación, y pueden conducir a deficiencias de nutrientes. En algunos casos, la alimentación atlética basada en formas rígidas, puede convertirse en una identidad que conduce a una alimentación desordenada.

MI EXPERIENCIA: Existe un beneficio real en comer alimentos enteros y mínimamente procesados, pero no hay en temer a otros alimentos que, también son nutritivos. Debido a que muchas personas perciben que los alimentos “limpios” son más seguros y de mayor calidad; las empresas están comenzando a colocar etiquetas de “saludable certificado” en alimentos procesados; aunque no exista una definición real detrás de ellas. 

Elige tus comidas desde el punto de vista de la lógica y de tus necesidades en tiempo y compromisos familiares, laborales y sociales. Incluso la versión menos extrema de una alimentación sana requiere cocinar la mayoría de las comidas en casa, lo cual no es factible para todos, salvo que seas un atleta de competición. 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *