¿TOMAR EL SOL? SI; PERO CON MODERACIÓN….

A todas nos gusta estar bronceadas pero es muy importante protegernos adecuadamente de la radiación solar para evitar quemaduras y prevenir el cáncer de piel. Por eso, no olvides estos consejos para protegerte del sol:

 

  • Evita el sol en las horas centrales del día, desde las 12:00 a las 16:00.  La radiación ultravioleta es más intensa y peligrosa para la piel.

 

  • Utiliza cremas con filtor solar adecuado. Ello dependerá del tiempo de exposición al sol y de tu tipo de piel. Para mí, que soy de origen eslavo, no puede ser inferior a  nivel 30. Es muy importante que apliques la crema al menos 20 minutos antes de tomar el sol y de renovar la aplicación a cada hora.

 

  • Elige prendas de vestir holgadas y de tejido tupido para ayudar a evitar quemaduras. Además, un sombrero o una gorra te ayudan a proteger la cara y el cuello, dos zonas especialmente sensibles a la aparición de manchas en la piel. Las gafas de sol son imprescindibles pero asegúrate que están homologadas y protegen eficazmente.

 

  • Cuida de tus hijos. Los pequeños son los más vulnerables a la radiación ultravioleta y hay que prestar toda la atención a cumplen estas normas.

 

Me gusta tomar el sol por la tarde, cuando el sol empieza a caer y la playa está más vacía. El bronceado de la piel es más lento, pero también es más bonito y duradero. Al regresar a casa, no olvides usar un after sun o una buena crema hidratante para recuperar la piel del viento, la arena y la sal de mar. ¡Por la noche estarás radiante de belleza!

Recuerda… tomar el sol es maravilloso pero ¡con moderación!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *