ESTIRAMIENTOS (II): CONSEJOS PARA REALIZARLOS.

 

  • El mejor momento para estirar, es después de nuestra sesión de pesas, cuando los músculos ya están calientes y preparados para ese trabajo.

 

  • Si no has entrenado, calienta un poco antes de estirar. Al calentar llegará mucha más sangre rica en nutrientes a las áreas sobre las que vas a trabajar. Ello, además, lubricará las articulaciones.

 

  • No rebotes cuando te estires. No sólo no es eficaz, si no que podrías lesionarte. Empuja de manera paulatina, sin impulso.

 

  • Lleva cada estiramiento, lentamente, hasta el punto donde la tensión es molesta, pero sin llegar al dolor. En ese punto, mantén la tensión de 15 a 20 segundos, antes de descansar.

 

  • Nunca estires los músculos lesionados; si hay una microrotura de fibras, podrías aumentarla.

 

  • Completa siempre cada estiramiento para ambos lados de tu cuerpo. No te centres únicamente en tu lado dominante.

 

  • Después de estirar, deja enfriar y relajarse los músculos con ejercicio suave. Eso ayudará a prevenir lesiones y el dolor muscular del entrenamiento.

 

 

 

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *