UNA PIEL SIN ESTRÍAS

¡Las mujeres aborrecemos las estrías!. Se forman cuando las fibras colágenas de la capa media de la piel se rompen, formando una marca que se hace más llamativas en verano, con el bronceado.

Cuando han aparecido, es importante actuar con rapidez y tratarlas antes de que se pongan blanquecinas, ya que entonces costará mucho más eliminarlas. Debes empezar dando un masaje sobre la estría con aceite de caléndula o con manteca de cacao, durante 3 veces al día, especialmente por la mañana, después de la ducha en el gimnasio y antes de acostarte.

Como medida de preveción, es ideal mantener la piel elástica para reducir el riesgo de sufrir estrías. Para ayudar a ello, prepara este ungüento:

En 500 cc de agua, añade 100 ml de alcohol de 80º, 15 ml de zumo de limón, 2 cucharadas de cola de caballo y 2 cucharadas de alga fucus. Deja la mezcla enmaceración durante 25 días y, después, fíltralo y guárdalo en una botella. Cada día, después de la ducha, añade 4 gotas de esta mezcla a 2 cucharadas de yogur natural. Extiéndela sobre las zozas conflictivas (muslos, caderas, abdomen, etc..) y deja que actúe durante 10 minutos. Vuelve a la ducha y… ¡tu piel estará elástica como nunca!.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *